sábado, 23 de agosto de 2014

No cierren los ojos a su suerte

 Ésta no es la Venezuela que vivió ella de pequeña, ésta es la patética Venezuela de Podemos, sí, de aquel Podemos que enmudeció a Venezuela, que la mantiene sumida en la oscuridad y en la miseria, y ahora, aprovechando la desconfianza social hacia los políticos en España, es fuente de inspiración para intentar importar la misma penuria. Su chaval de cuatro años le pregunta si algún día podrá vivir en un país libre, sin la puta tarjeta de mierda para poder echarse algo a la boca en las interminables colas que el impresentable gobierno venezolano administra para alienar al pueblo con la misma miseria que genera. La tragedia venezolana también puede llegar a ser la nuestra si cerramos los ojos a su suerte. Piensen en lo que en España disfrutan a pesar de los contratiempos y dificultades, y en lo que pueden perder con opciones alternativas donde la letra pequeña muestra un recelo sistemático en las instituciones que hoy garantizan a los ciudadanos la preservación de esos valores en los que una sociedad libre, democrática y moderna, se asienta. Échenle una ojeada al vídeo, no tienen nada que perder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada