domingo, 27 de noviembre de 2016

The Christmas Candle Boost con control con LDR


En fin, detrás de cualquiera de mis juguetitos electrónicos hay un poco de nostalgia por las clases que impartía en la FP (Formación Profesional), donde los alumnos entre 14 y 15 años compartían conmigo el mismo entusiasmo por aprender. Además de enseñarles la electricidad y la electrónica básica (discreta y analógica), el manejo del polímetro, el osciloscopio y el generador de funciones, demandaban simpáticos circuitos como éste para poder entretenerse y disfrutar un poco con lo que aprendían. El método de proyectos funcionaba muy bien, y la promoción social que tenía la FP antes era extraordinaria, orientada siempre a una profesión, y no como ahora a un puesto de trabajo. La mayoría de los alumnos que me han saludado, después ya de ciertos años, me comentan que se han ubicado, y que hoy sus vidas tienen la misma plenitud social y laboral que puede tener la mía, lo cual me alegra profundamente.
Una vela Navideña es la Luz por excelencia, el nacimiento del Niño en el pesebre de Belén, y sirve para aliviar cualquier nostalgia, que como sombras en la vida sólo la luz puede calmar. A los dieciocho años perdí a mi padre, y en noviembre, pero fue con un extraordinario libro que me regaló en una ocasión, y a la luz de una vela, como me refugié aquellas Navidades para mitigar su ausencia. La Obra Completa de Arthur Rimbaud, prosa y verso, y en edición bilingüe, francés y español. Os dejo aquí los versos, que con la magia del soplido del viento que en aquellos días azotaba, respiraba el alma ante el desconsuelo:

De un par de niños tristes, que en la sombra no veo,
se oye vagamente, el dulce cuchicheo.
Pesada todavía por el sueño, se inclina,
su frente, y se levanta, temblando la cortina.
--- Los pájaros, afuera, se achuchan frioleros;
su ala se entumece bajo el gris de los cielos,
y surge el Año Nuevo en la noche brumosa,
arrastrando los pliegues de su vesta nevosa,
sonriendo entre llantos, cantando tembloroso.
....
--- El cuarto está helado.... revueltos por el piso
los vestidos de luto, entorno de los lechos...
Del cierzo los chillidos, en el umbral, deshechos,
invaden la morada con su audacia morosa:
se nota en todo aquello que falta alguna cosa.





¿Cómo nació esta vela?

Un buen día compré una de esas velas con un diodo LED que se venden muy baratas en muchas ferreterías. A esta vela le extraje el LED que uso en este circuito.


Y aquí os muestro con detalle el secreto de esa curiosa y brillante imitación a vela que el diodo LED esconde.


Están integrados en el LED los chips que precisa para ofrecernos este extraordinario efecto. Fíjense sobre el electrodo cátodo los elementos integrados que tiene.


Más simple, imposible. Lo único que añado luego es el control de luminosidad con una LDR (Resistor Variable con la Luz - Light Dependent Resistor) y el "Boost" o realce del efecto vela, que lo consigo añadiendo un condensador de 1µF entre la unión Base-Emisor del transistor bipolar tipo N que utilizo.

El circuito funciona más o menos así: al incidir una cierta cantidad de luz sobre la LDR, su resistencia disminuye y el umbral de conducción de la unión Base-Emisor del transistor cae, apagando el LED; si el umbral de luz es menor al establecido la resistencia de la LDR aumenta, permitiendo el paso de corriente a través de la unión Base-Emisor, encendiendo el LED. Así, si cambiamos el valor de R1 por una resistencia menor, el LED se mantendrá encendido con un umbral de luz mayor, y viceversa. El condensador C1 hace que el incremento y decremento de corriente a través de la unión Base-Emisor del transistor, debido a la oscilación de corriente de Colector que demanda el LED, sea más abrupto, incrementando el efecto del LED como si el viento lo estuviera azotando, consiguiendo además un efecto pseudoaleatorio mayor. Si le quitan el condensador C1 el efecto es el de una vela en el interior de una estancia, mucho más sutil.
En suma, nuestra vela se encenderá cuando sobrevenga cierta penumbra en nuestra habitación, y se apagará cuando la luz haga presencia en la misma. Así durarán también mucho más las pilas que usen con él.

No olviden la vela por Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada