miércoles, 8 de enero de 2014

¿Cuándo amortizaré la bombilla LED que compré?

¡Holaaaaa!!!!

Les brindo este nuevo blog con la intención de que tenga cabida casi todo lo cotidiano, lo que a todos nosotros nos puede interesar para abordar la realidad cotidiana de una forma inteligente, buscando sacarle el máximo partido para salir mejor parados cada día. Así, esperando que les parezca interesante, abordamos la primera entrada de este blog. Gracias. 


Hoy compré una bombilla LED de 4w para sustituir a otra incandescente de 40 w. En realidad compré dos porque estaban de oferta, y así me salieron a un precio asequible, costándome cada una 11 €, pero para este cálculo no tiene relevancia el que comprara una o dos. La lámpara LED da más luz (200lm) que las incandescente que tenía antes, increíble. Además, quedaron muy bien en la lámpara de techo del baño, ya que es un aplique de dos bombillas E14 tipo proyector.

 Lámpara LED

La potencia de la nueva lámpara es 10 veces inferior que la de incandescencia, ahorrando así el 90% de energía. Si el kwh anda (con IVA), más o menos, a 0,17 €, el ahorro mensual lo podremos saber calculando la diferencia entre el coste del consumo de energía durante un mes de la lámpara LED y la incandescente. Si las bombillas están normalmente encendidas durante 3 horas al día, el ahorro durante un mes se calculará del siguiente modo:
El coste de la bombilla LED fue de 11 €, y el de la bombilla incandescente es de 1,5 €; la diferencia será la inversión real que tengo que hacer para sustituir la incandescente por la lámpara LED de igual luminosidad. Así, pienso que podrá estar amortizada en el tiempo de
Es obvio que desprecio el hecho de que la duración de estas bombillas es muy superior a la incandescente, al menos, teóricamente, lo que supondría un ahorro mayor en el tiempo y una amortización más rápida. También, en mi caso, no preciso a nadie para cambiarla, pero si lo precisara, en teoría lo requeriría una sola vez porque prácticamente no se precisaría cambiar hasta pasar muchos años. En todo caso, a pesar de omitir estas cosas y en el ámbito exclusivo de nuestra vivienda, con los cálculos realizados podemos hacernos una buena idea de lo que ahorramos, y si merece la pena o no cambiar las bombillas deliberadamente. Yo las estoy cambiando a medida que se funden las incandescentes y las fluorescentes. También hay que tener en cuenta que estas lámparas LED se amortizan mucho antes cuanto más uso se le den.

Y esto es todo en este post de hoy, espero que les sirva.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada